Inicio » Planes Estratégicos de Modernización

Planes Estratégicos de Modernización

Todo nace con el Plan Director de Administración Electrónica, cuyo objetivo es la organización interna municipal para ofrecer a la ciudadanía un servicio público moderno, eficaz y eficiente, aprovechando para ello las nuevas tecnologías y el cual se aprueba por Decreto de Alcaldía nº 470/2013 de fecha 19 de marzo de 2013.

Este Plan Estratégico de Modernización de la Administración del Ayuntamiento de Baeza pretende ser una extensión del antiguo Plan Director y poner de manifiesto los resultados y grado de avance de la ejecución de las actuaciones incluidas en el mismo. Se utilizará para medir de forma periódica, mediante indicadores, que configurarán un cuadro de mando, estableciéndose las pertinentes acciones para corregir las posibles desviaciones producidas.

Todas las Administraciones Públicas están obligadas por ley a cumplir con las obligaciones de transparencia y acceso electrónico a los servicios públicos. En muchos casos, la inexistencia de dotación presupuestaria puede suplirse gracias a herramientas y soluciones comunes que la Administración General del Estado (AGE) proporciona al resto de Administraciones Públicas para favorecer la implantación de medidas relativas a Transparencia y Administración Electrónica.

 

Nuevo Plan Estratégico de Modernización de la Administración

El nuevo Plan Estratégico de Modernización de la Administración para el Ayuntamiento de Baeza tiene que evolucionar a las nuevas necesidades normativas SOBRE LA TRANSPARENCIA DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS y adaptarse a la nueva legislación abordada en la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y la Ley 40/2015 de régimen jurídico del sector público.

Visto desde esta óptica la transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos.

Los países con mayores niveles en materia de transparencia y normas de buen gobierno cuentan con instituciones más fuertes, que favorecen el crecimiento económico y el desarrollo social. En estos países, los ciudadanos pueden juzgar mejor y con más criterio la capacidad de sus responsables públicos y decidir en consecuencia. Permitiendo una mejor fiscalización de la actividad pública se contribuye a la necesaria regeneración democrática, se promueve la eficiencia y eficacia del Estado y se favorece el crecimiento económico.

La Administración Electrónica convierte a la tecnología en una herramienta estratégica para el desarrollo de las competencias del sector público. En este sentido, la aplicación de la tecnología puede verse desde distintas vertientes:

  • Interna, para mejorar la calidad y eficiencia de los procesos de gestión.
  • Externa, lo que determina un nuevo canal de relación con los ciudadanos, las empresas u otras Administraciones Públicas.

A través del uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), la Administración Electrónica contribuye a la prestación de servicios públicos más eficientes y eficaces para ciudadanos y empresas, favoreciendo además la recuperación económica.

La Administración Electrónica ha sido y es objeto de múltiples estudios y recomendaciones por parte de organismos internacionales como la ONU, la Unión Europea o la OCDE, que han señalado el valor y utilidad del uso de las TIC por el sector público para incrementar la competitividad y la productividad de los Estados.

La implantación de la Administración Electrónica no implica exclusivamente a los departamentos de tecnología de las Administraciones Públicas. Esto se refiere a que no compete de forma única a aquellos impulsar la Administración Electrónica. De igual forma, los resultados obtenidos no sólo aplican al área tecnológica o a la ciudadanía, sino que afectan de manera transversal y profunda a toda la organización.

Los partes involucradas o ingredientes de éxito de la Administración Electrónica son:

  • Apoyo a nivel estratégico o político.
  • Componente legal o jurídico, para que la Administración Electrónica presente las máximas garantías en cuanto al cumplimiento de la ley.
  • Componente técnico, respecto a la selección de las adecuadas tecnologías, medios disponibles, seguridad, uso de estándares, etc.
  • Componente organizativo, implicando cambios en la organización tanto a nivel de recursos humanos como en los servicios y procedimientos. Esto supone una redistribución de las cargas de trabajo, así como una revisión de las tareas encomendadas a los diferentes puestos, siendo necesario el desarrollo de las correspondientes políticas de recursos humanos.
  • Inversión económica, que se conseguirá gracias al apoyo estratégico. Esta inversión reportará ahorros en todas las áreas municipales además de una mejora del servicio ofrecido a ciudadanos y empresas.

La Administración Electrónica no debe verse como algo separado de la Administración tradicional. El procedimiento administrativo es único, pudiéndose acceder al mismo desde diferentes canales. Actualmente tanto el canal presencial como el electrónico deben prestarse de forma obligatoria por parte de las Administraciones Públicas.

Pinche para poder acceder al plan completo

https://prezi.com/view/EpPhv47ypTRFTJjo7fqG/

 

X
X
Ir al contenido