Inicio » Cultura » Renace acoge la muestra ‘Vicios ocultos’ de Cachito Vallés y Javier Parrilla
Cultura

Renace acoge la muestra ‘Vicios ocultos’ de Cachito Vallés y Javier Parrilla

Del 14 de mayo al 3 de julio podremos contemplar esta exposición que “intenta encontrar las conexiones que se producen en el Arte”

El Centro Renace Contemporary Art acoge desde mañana, 14 de mayo, hasta el próximo 3 de julio, la muestra ‘Vicios ocultos. El hombre, la máquina y las estrellas’ de Cachito Vallés y Javier Parrilla.

Los autores, Cachito Vallés y Javier Parrilla, se mueven en un escenario en el que intentan recrear cuestiones intangibles en sus trabajos. Los recuerdos, el lenguaje simbólico o el espacio físico sirven de punto de partida en una renuncia deliberada de la representación. Coinciden también en una huida del gesto, o el amaneramiento, para ello en su trabajo utilizan estrategias, artesanales o tecnológicas que actúan como intermediarios que acortan distancia entre la idea y el objeto.

Ambos se consideran ajenos a la postfotografía y a lo narrativo, y en esa suerte de proceso creativo, la búsqueda parte de la fascinación y el estudio del proceso, para abordar las cuestiones que les inquietan o emocionan. La pruebaerror y el azar siempre están presentes, aportando la sorpresa y el ejercicio de recoger los restos de naufragios, como parte importante en la tarea de descubrir algo nuevo.

En la obra de Cachito Vallés la tecnología como categoría cultural es tema central y metáfora muda de su intento por entender el mundo, el tiempo es otro de los elementos que definen su trabajo. La barrera del tiempo es una frontera que logra desplazar con cierta facilidad en sus máquinas. Controlar la duración, el bucle y la comprensión del momento presente se convierten en aspectos clave para navegar por su ideario, y lo consigue realizando sus propias “máquinas productoras”, que actúan de intermediario y catalizador renovado, pero también le interesa plantear mediante los resultados finales la cuestión del aura en la obra de arte, el problema de la autonomía de la propia obra de arte o por el contrario, el fin de esta autonomía.

Javier Parrilla se mueve entre el mundo clásico y lo popular, entendiendo que existe un hilo que permite desde lo local entender lo universal y conectarlo. La simbología y el hallazgo visual conviven en un equilibrio inestable que articula su pintura, pintura que habla de pintura, como tema en si mismo y que persigue plantear más preguntas que respuestas. En su proceso la búsqueda confía en la capacidad del suceso pictórico, al que va sumando obsesiones formales en una reconstrucción de la realidad desde la memoria.

Vicios ocultos es un intento de encontrar esas conexiones que se producen en el Arte, entre el hombre, como individuo que piensa, la máquina, como estrategia y las estrellas, en referencia a aquello que desconocemos por ser inmaterial y que escapa al lenguaje de las palabras.

Encuestas

¿Qué te parece la nueva Web?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Síguenos en Redes Sociales

También puedes seguirnos desde las redes sociales

Ir al contenido