Inicio » Bienestar Social » Reconocimiento al personal de la Residencia de Mayores y la Casa Hogar
Bienestar Social

Reconocimiento al personal de la Residencia de Mayores y la Casa Hogar

  • Ningún residente, ni ningún trabajador contagiado por Coronavirus ni en la Residencia de Mayores ni en la Casa Hogar de Baeza
  • En la fase 3, los usuarios y usuarias ya pueden recibir una visita semanal de un familiar durante 30 minutos
  • Agradecimiento de la Alcaldesa tanto a trabajadores como familiares

La alcaldesa de Baeza, Lola Marín, ha visitado en la mañana de hoy la Residencia de Personas Mayores “Purísima Concepción” y la Casa Hogar a modo de reconocimiento a todo el personal que forma parte de esta comunidad y que ha dado un ejemplo durante los duros meses de la crisis sanitaria a causa del COVID-19. Nos encontramos en la Fase 3 de la Desescalada hacia la Nueva Normalidad y con ella se levantan muchas de las restricciones como la reanudación de las visitas de familiares a los centros residenciales de personas mayores. Por ello, la primera edil se ha desplazado sólo hasta la puerta, ya que como ella misma indicaba “tenemos que ser responsables”, para hacer un reconocimiento a los trabajadores y trabajadoras que han desempeñado su labor durante estos meses “no sólo como corresponde a su turno de trabajo, sino que también han mostrado entereza, fortaleza y mucha disposición”, recalcaba Marín.

La regidora agradecía también el gran trabajo realizado por la concejala y la directora de Servicios Sociales, Carmen Salazar y Maribel Fernández, así como a las directoras de la Residencia de Mayores y la Casa Hogar, Bernabela Checa y Aurora Trigo. Lola Marín expresaba que “afortunadamente el virus se frenó en la puerta” ya que, antes de que se decretara el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo, el Ayuntamiento de Baeza, junto con las técnicas antes mencionadas, decidieron cerrar ambos centros tanto la Residencia de Personas Mayores “Purísima Concepción” y la Casa Hogar, como medida preventiva.

La primera edil afirmaba que “las cosas se han hecho muy bien” ya que esta decisión permitió que, hoy, ninguno de los trabajadores y ninguno de los residentes de estos centros hayan sido afectados por esta terrible enfermedad provocada por el COVID-19. Lola Marín finalizaba agradeciendo a las familias de los usuarios y usuarias su enorme responsabilidad y comprensión ya que “la transcendencia de su comportamiento ha hecho posible que hoy celebremos que no tenemos ningún contagiado en la Residencia ni en la Cada Hogar”.

En la visita a la Casa Hogar, la alcaldesa de Baeza ha podido saludar, desde lejos y manteniendo en todo momento las medidas distanciamiento y uso de mascarilla, a todos los residentes y trabajadoras de la misma que en esos momentos salían a dar un paseo por los alrededores y a los que ha dedicado unas palabras de ánimo y reconocimiento.

Por su parte, Bernabela Checa, directora de la Residencia de Mayores “Purísima Concepción” de nuestra ciudad explicaba que en todo momento el centro ha estado coordinado con el enfermero de enlace del Centro de Salud de Baeza, Antonio Alcántara, al que ha agradecido su disposición y ayuda durante toda la pandemia. Además, la directora de la Residencia de Mayores ha explicado el protocolo de visitas que se ha establecido en el centro desde que el pasado lunes 8 de junio Baeza, y toda Andalucía, entrara en la Fase 3 del Plan de Desescalada hacia la Nueva Normalidad. El principal objetivo de este protocolo es proteger a nuestros mayores y garantizar una respuesta eficaz y segura ante nuevos brotes epidémicos de COVID-19.

En el BOJA de 28 de mayo en el que se refleja la reanudación de las visitas a los centros residenciales de personas mayores, el protocolo establecido en la Residencia de Mayores “Purísima Concepción” asigna a cada residente una visita semanal de unos 30 minutos. El familiar, que deberá ser siempre el mismo, deberá llevar mascarilla y, una vez en el centro, se le proporcionarán instrucciones sobre las medidas de desinfección a realizar como lavado de manos o la desinfección del calzado antes de entrar en la residencia. Durante la visita es obligatorio el uso de equipos de protección adecuados al nivel de riesgo, tanto por parte del visitante como por parte del residente. Una vez terminada la visita, los profesionales acompañan a los familiares a la salida y le indican cómo quitarse y desechar el equipo de protección y qué medidas de control de contagios debe mantener a su salida. Entre visita y visita, visita se procede a la limpieza y desinfección, así como a la ventilación del espacio.

Checa hacía especial mención a la paciencia de los familiares y agradecía su impecable seguimiento de todas las medidas impuestas en este protocolo de seguridad. Además, afirmaba que a medida que vayamos avanzando hacia esa nueva normalidad, las visitas irán aumentando en frecuencia y tiempo.

La Residencia de Mayores de nuestra ciudad cuenta con una amplia zona verde en su exterior por lo que está sirviendo para que los residentes puedan dar paseos por este entorno sin problemas. La directora indicaba que poco a poco y conforme vaya avanzando el tiempo, los paseos podrán ser fuera de la residencia, pero “debemos continuar haciendo las cosas con cautela”. Bernabela Checa agradecía a todo el personal de la Residencia por su trabajo realizado en los últimos meses tanto con los usuarios y usuarias como con las familias, un equipo que ha dado el 100% en pro de nuestros mayores.

Ir al contenido